Skip to main content

Qué ver y qué hacer en Moscú, una capital colosal

Moscú contaba en el 2012 con la escalofriante cifra de 11,92 millones de habitantes, información que nos da una primera aproximación a la idea de que la capital de Rusia es una urbe imponente. Un segundo dato: Rusia ocupa una superficie de 2.511 km². ¿Esto es mucho o poco?, no estamos muy habituados a pensar en kilómetros cuadrados. Pues bien, para que puedas imaginártelo diré que Madrid “solo” cuenta con 604,3 km², lo que hace que Moscú sea más de cuatro veces mayor. Para una ciudad de estas dimensiones, resulta complicado elaborar un plan sobre qué ver y qué hacer en Moscú sin quedarnos cortos.

 

Moscú, fascinante y curiosa

 

Y es que solo hace falta echarle un primer vistazo a la Plaza Roja, al Kremlin o al mapa del metro para asustarnos un poco ante el tamaño de esta capital tan moderna como tradicional, en la que podemos observar diferentes contrastes. Pero también es cierto que Rusia, y en concreto su capital, cada vez se abren más al turismo y reciben un mayor número de visitantes intrigados por lo fascinante de su arquitectura y de su colorido. Échale un ojo a este vídeo de 10 curiosidades del canal Criticalandia sobre la capital antes de bucear en la lectura de sus monumentos más famosos si quieres adentrarte en los secretos sobre qué ver y qué hacer en Moscú.

 

Lo imprescindible sobre qué ver y qué hacer en Moscú

1. La Plaza Roja

 

Es la insignia y distintivo de Moscú y hasta se podría decir que de Rusia. Como al pensar en América se nos viene a la cabeza la Estatua de la Libertad o para Francia la Torre Eiffel, el punto neurálgico y romántico de Rusia probablemente sea esta plaza. Alrededor de la Plaza Roja, además, se encuentran algunos de las otras construcciones imperdibles de la ciudad, como el Kremlin el Gum o la Catedral de Cristo el Salvador.

 

Qué ver y qué hacer en Moscú

 

2. El Kremlin

 

Detrás de esta fortaleza grandiosa conocida por sus muros de ladrillo rojo de 18 metros se encuentran algunos de los objetos históricos más destacados de la ciudad. El Kremlin cuenta con cuatro catedrales (que se dice pronto), un museo militar, otro museo más dedicado a los diamantes y la Gran Torre del Campanario de Iván el Grande. Realmente podrías llenar un día entero de tu visita a Moscú con esta visita si te propones conocer a fondo todo lo que ofrece, contando los edificios del poder político ruso, la residencia del presidente y el moderno edificio del Senado.

 

3. La Catedral de San Basilio

 

Sin alejarnos mucho del Kremlin, podemos ver alzarse las características cúpulas de la Catedral de San Basilio, postal inconfundible de Moscú por sus colores vivos y su arquitectura que se aleja un poco más de los clásicos edificios de Europa occidental. Es un templo ortodoxo convertido en museo, sin duda el foco de muchas miradas ya desde que se entra a la Plaza Roja, además de ser el edificio más fotografiado de la ciudad.

 

Catedral de San Basilio

 

4. La calle Arbat

 

Esta calle peatonal, la más famosa de Moscú, alberga un montón de vida y de artistas callejeros. En esta calle se respira un aire bohemio muy acogedor está animada a cualquier hora del día. No se encuentra lejos de la Plaza Roja y por tanto está en pleno centro, por lo que tarde o temprano darás con ella aunque no esté en tus planes.

 

5. El metro de Moscú

 

Como ya hemos comentado, es gigante. Cada estación tiene su propio estilo y entre las favoritas de la mayoría están las estaciones de Komsomolskaya y Slavyansky Bulvar. El metro es el medio de transporte idóneo para moverse por la ciudad a pesar de que todos los carteles te los encontrarás escritos en cirílico. Con más de 200 estaciones diferentes, el metro de Moscú es espectacular por sus detalles artísticos, así como por su arquitectura en general. Es mucho más que un medio de transporte, es una visita obligatoria entre las curiosidades que hay que ver y hacer en Moscú.

 

Metro de Moscú

 

6. El Museo de la Cosmonáutica

 

En Moscú hay mucha cultura, mucho arte y multitud de museos para visitar. Pero queremos recomendarte este en concreto por su gran interés y originalidad. Es natural sentir un interés genuino por el espacio exterior y por su conquista porque hablamos de un lugar, de un ambiente, completamente inaccesible para la mayoría de los humanos. Este museo nos cuenta el poder y la historia de Rusia en la nueva era especial. Satélites, trajes espaciales, cápsulas y cualquier objeto venido del espacio tiene cabida en este Museo de la Cosmonáutica.

La ciudad está llena de misterio y belleza, y es tan apasionante como inabarcable. Si estás planeando un viaje a esta capital, que tiene 5 aeropuertos y 9 estaciones de tren, no te angusties con listas sobre qué ver y qué hacer en Moscú porque probablemente tendrías que quedarte a vivir por allí un par de años (mínimo) antes de estar seguro de que la conoces realmente.

Las mejores fiestas de Ibiza, ¡no te pierdas ni una!

Si es la primera vez que vas a visitar la isla y no tienes a un anfitrión que te guíe por su noche, es posible que al lanzarte a la fiesta te sientas abrumado, sobrepasado y te superen las circunstancias. Puede parece una exageración, pero has de saber que las opciones festivas de Ibiza son muy, pero que muy numerosas, y no siempre es fácil encontrar el ambiente que has ido buscando.

Para empezar, deberías saber un poco sobre la ciudad, siempre es bonito mostrar interés por la población que te acogerá. Además, tener un poco de información sobre Ibiza te ayudará a entender mejor el fenómeno que la rodea. Antes de hablar de las mejores fiestas de Ibiza, ¿sabes que “hay dos Ibizas”?

 

Las mejores fiestas de Ibiza

 

Un poquito de contexto: las dos Ibizas

 

Una Ibiza es la segunda isla en términos de población de la comunidad autónoma Islas Baleares, cuenta con una extensión de 572 km² y una población de casi 150.000 habitantes. Su capital (la otra Ibiza) es un municipio homónimo cuya actividad económica se centra eminentemente en el sector servicios, el turismo y el pequeño comercio. Ocupa 11,14 km² y su población ronda los 50.000 habitantes. ¿Te haces una idea de sus dimensiones?

 

Una isla con mucho que ofrecer

 

Sí, es cierto que a veces al pensar en Ibiza se nos viene a la cabeza al resto de la Península (y a parte del extranjero) la imagen de grandes discotecas y monumentales fiestas. Pero antes de nada hay que mencionar que la ilsa también goza de gran fama por la belleza de sus calas y playas, además de por la gran calidad de sus aguas. Así es que su costa espectacular y su clima la convierten en todo un paraíso, también de día y bajo la luz del sol, la cual brilla a menudo. Aunque lo tuyo no sea la fiesta o tengas miedo de cansarte, Ibiza tiene muchísimo encanto natural que ofrecer para unas vacaciones celestiales de tranquilidad y descanso.

 

Relax en Ibiza

 

 

Vale, aclarado pero, ¿cuáles son las mejores fiestas de Ibiza?

 

Vayamos al meollo. Ibiza también es mundialmente famosa por la fiesta más alocada y sin descanso, con eventos discotequeros que van de lunes a domingo. Es cierto que esta ciudad se ha sabido experimentar en el ocio nocturno, ofreciendo juergas muy animadas e incluso especializadas. Hablemos de cuáles son las mejores fiestas de Ibiza si lo tuyo es la música electrónica.

 

Dance, house y la electrónica más loca

 

En la mítica discoteca Pachá se celebra la fiesta dance por excelencia, que lleva por título “F*** me, I’m famous”. Si eres fan de David Guetta, esta es tu movida. Pero si lo tuyo es el house, entonces deberías pasarte por la discoteca Amnesia y su fiesta Cocoon, llena de gente y espectáculos. En el caso de que estés sediento de espectáculo puro y duro, locura en forma de efectos especiales y decoraciones, déjate caer por la Supermartxe, que lo está petando en la discoteca Privilege.

Si quieres irte haciendo a la idea, ahí va un vídeo del canal oficial de la fiesta F*** me, I’m famous. Échale un vistazo al fiestón del año 2014:

 

 

 

¿Y si lo mío no es la electrónica?

 

No todas las mejores fiestas de Ibiza giran en tortno al dance, house o tecno. Hay un clásico de cada verano que no te puedes perder, porque es una experiencia de esas que les podrás contar a tus nietos algún día. Es la Fiesta de la espuma que se celebra en la discoteca Amnesia, un auténtico desfase de diversión. Si tu música es el rock y tienes ganas de pasártelo pipa, ni te lo pienses: esta es tu fiesta. Entre los cañones de espuma y los temazos clásicos, el ambiente se convierte en una celebración de la vida por todo lo alto.

 

¡Más fiestas para los amantes de la música!

 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en Ibiza, en verano, el calor aprieta. Para combatirlo está la Fiesta del agua en la Es Paradís, una juerga pasada por agua en la que no tendrás ni un segundo para aburrirte. La discoteca Pachá también celebra una fiesta temática básica de la noche ibicenca: Flower Power. Como te habrás imaginado por el nombre, esta celebración está basada en los años 60 y 70, con la gente disfrazada de época y los mejores clásicos de la música rock’n roll.

 

concierto Ibiza

Qué ver en Ámsterdam para entender su esencia

Viajar es bueno para el alma y para la mente. Las experiencias que se adquieren al visitar un lugar diferente o sumergirse en una cultura nueva son una de las formas más completas de crecer como persona, de expandir horizontes e incluso de madurar. Es difícil dar con gente a la que no le guste viajar, aunque existan, porque hay tantas formas diferentes de hacerlo que es posible que solo haya que dar con la que más convenga a cada cual. Puedes ir a Tokio o a una casa rural perdida en la montaña, puedes pasarte un mes tumbado en una playa paradisíaca o recorriendo cada pueblo de Camboya. Puedes ir en tren, en avión, en barco, en bicicleta. Si estás pensando en ir a Holanda, acompáñame en este recorrido para saber qué ver en Ámsterdam si realmente quieres hacerte con su esencia.

 

Holanda, el país que lo tiene todo

 

En lo que estaremos todos de acuerdo es en que Holanda es una opción a tener en cuenta si planeas un viaje. Es un país fantástico plagado de belleza natural y su capital es uno de los destinos preferidos por los europeos para hacer una escapada. Ámsterdam, la ciudad de las bicicletas, los canales y los tulipanes, de la libertad y la fiesta, de la cultura y el arte, todo junto y bien mezclado para formar el cóctel de la ciudad perfecta. Reúne tantos mundos dispares que es difícil (si no imposible) hacer una lista sobre qué ver en Ámsterdam sin dejarnos en el tintero experiencias alocadas y paisajes imponentes. Pero vamos a intentarlo.

Para ir abriendo apetito, aquí os dejamos un vídeo de Expedia con una breve guía turística de la ciudad.

 

 

Un recorrido intenso por la capital holandesa

 

Ámsterdam es famosa principalmente por tres circunstancias que moldean la ciudad: los canales, que cruzan toda la capital y son Patrimonio Mundial de la UNESCO, el Barrio Rojo, centro del libertinaje por las mujeres que ofrecen sus servicios desde escaparates, y los coffe shops, que son locales en los que están legalizadas la venta y el consumo de marihuana. Pero está claro que esto no es todo, ni mucho menos, Ámsterdam tiene más que ofrecer al viajero. Cuando aterrizas en la ciudad, una de las primeras cosas que llaman la atención son las bicicletas, que están por todas partes, amontonadas, cientos y miles de ellas por todas las esquinas.

Toda esta capital europea está recorrida por carriles bici, muy bien señalizados y tratados, y los habitantes se toman muy en serio su medio de transporte predilecto. No dudes en alquilar una bicicleta para recorrer cómodamente los barrios, pero sé cuidadoso y señaliza bien tus acciones “al volante”.

 

Qué ver en Ámsterdam

 

¿Qué ver en Ámsterdam si no quiero perderme lo esencial?

 

Al pensar qué ver en Ámsterdam, un estupendo punto de partida sería la plaza más famosa, la Plaza Damm, en la que se encuentran el Palacio Real, el obelisco dedicado a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, el Museo de Madame Tussaud y la Iglesia Nueva o Nieuwekerk. Es una plaza enorme y abierta, a menudo poblada por pintores y otros artistas callejeros. Y hablando de artistas callejeros, no puedes perderte Leidseplein, la zona más animada y con mejor ambiente. Siguiendo con áreas de gran interés, en Museumplein se encuentran algunos de los museos más importantes de Ámsterdam: el Rijkmuseum, que es el mayor museo de Holanda con una importante colección de pintura, el Museo de Van Gogh, el Museo del Diamante y el Stedelijk Museum.

 

La historia que corre por las venas de la ciudad

 

Después de los museos llega la historia. La iglesia Oude Kerk fue construida en 1302 y tanto la iglesia como el edificio en sí son los más antiguos de Ámsterdam. Es en esta ciudad también se puede visitar la conocida casa de Ana Frank, la niña judía que vivió escondida aquí con su familia durante la Segunda Guerra Mundial. Las casas flotantes se ubican en los canales de Ámsterdam y actualmente hay más de 2500 viviendas de estas características. Begijnhof es un conjunto de casas construido para alojar a las hermanas beguinas y en este pequeño patio se encuentra la casa más antigua de Ámsterdam y una preciosa iglesia clandestina.

 

Típico barrio en Ámsterdam

 

Ámsterdam para los más curiosos

Si eres un auténtico fan de las curiosidades, analicemos qué ver en Ámsterdam para quedarte boquiabierto. Un punto neurálgico y visualmente interesante es el Mercado de las Flores. En funcionamiento desde el año 1862, el Mercado de las Flores no es sólo un atractivo turístico, sino también el lugar preferido por los locales para comprar flores y plantas. Y si de plantas va la cosa, tenemos que hablar de Vondelpark, un parque con más de 10 millones de visitantes cada año. Es el parque más conocido de Ámsterdam y de toda Holanda, así como un lugar ideal para dar un largo paseo y relajarse en medio de la gran ciudad. Una curiosidad divertida es la casa más estrecha, en la calle Singel, número 7. Es tan ancha como su puerta de entrada.

Viajar a Bolivia con un programa

Bolivia es un país realmente asombroso y peculiar; peculiar en parte, y solo en parte, porque en él conviven muchas y muy distintas etnias, como los aymaras, los arawaks, los quechuas o los guaraníes, por ejemplo. Otra de las peculiaridades más que intersantes de Bolivia es que es un país megadiverso, lo cual quiere decir que es uno de los países que contienen el índice más alevado de biodiversidad de toda la Tierra, en el caso boliviano destaca su riquísima biogeografía, causada por la diferencia de altitura del país. Tenía muchas ganas de viajar a Bolivia, y estando allí entendí bien por qué.

Bolivia desde el aire

Viajar a Bolivia con un programa

Solo he viajado una vez a Bolivia y me creerás si te digo que estoy deseando poder volver porque es un país exquisito, sobre todo para los amantes de la naturaleza. Como era la primera vez que viajaba solo tan lejos, decidí contratar un programa.

No soy el típico viajero de chanclas, calcetines y cámara en mano acompañado de un grupo organizado… peeero… en esta ocasión lo creí conveniente y lo cierto es que me gustó mucho la experiencia, aunque la próxima vezque vaya a viajar a Bolivia, lo haré ya solo, gracias a la experiencia que emllevo en la mochila, con la ayuda de traveltoursbolivia.com, la agencia con la que realicé esta experiencia.

Contraté un programa para visitar algunos de los parques nacionales de Bolivia y visitamos el salar de Uyuni, las Lagunas altoandinas, la Reserva nacional de fauna andina Eduardo Avaroa, estuvimos en Chacaltaya, Rurrenabaque para visitar el muy cercano Parque Nacional Madidi en el que nos introducimos para caminar por la selva amazónica.

viajar a Bolivia

La ciudad, La Paz

Llegué el primer día al aeropuerto de la Paz, donde estuve el primer día paseando lentamente procurando evitar el conocido mal de altura… y regresé a España igualmente desde la Paz, donde estuve el último día de mi estancia en Bolivia haciendo algunas compras de productos locales (visitar al menos algunos de los mercados de la ciudad merece mucho la pena), y también usé el teleférico para tener esa vista impresionante de la ciudad y las montañas que la rodean.

la paz, bolivia

Sin duda fue un viaje maravilloso. Salí encantado de todos los lugares que visitamos, pero especialmente del salar de Uyuni, que es realmente increíble, así como los atractivos del altiplano boliviano, y de la asombrosa Reserva nacional de fauna andina Eduardo Avaroa, que con sus géiseres, sus volcanes, su localización en la Cordillera de los Andes, sus aves… ¡deja con la boca a bierta a cualquiera!

La gran pena es que las acciones humanas están destrozando este espacio, con el acceso de vehículos que destrozan paisajes, la ausencia de baños afecta necesariamente a la reserva, así como otras actividades humanas como la minería, por ejemplo. De verdad, es una verdadera pena que esta reserva natural esté cada vez menos reservada y cada vez más expuesta, como siempre, a causa de los beneficios económicos que se pueden sacar de ella y sin pensar  en la gran belleza de este patrimonio natural y en los seres que lo habitan.

No te pierdas Planeta Bolivia:

Viajar a Bolivia merece mucho la pena, ¿te animas?

 

Consejos de seguridad para viajeros principiantes

Viajar es uno de los grandes placeres de la vida, y hacerlo con seguridad debería ser nuestra prioridad al planificar una escapada. Esto no significa que tengamos que contratar seguros privados, organizar nuestro viaje como si fuésemos a la guerra o planificarlo pensando en todo lo malo que nos puede suceder, sino ser precavidos y tomar algunas decisiones de carácter general para que nada nos estropee nuestras vacaciones. Veamos pues un par de consejos de seguridad para viajeros principiantes:

En primer lugar y lo más importante, es que antes de viajar debemos informarnos de la situación actual de la zona que vamos a visitar. Existe mucha información que nos va a resultar útil como por ejemplo, prepararnos para el clima que vamos a soportar o diseñar rutas alejadas de las llamadas “zonas calientes”. Lo más importante es que sigamos los consejos de las personas que conozcan el lugar y nos informemos de sí existe algún conflicto en la zona. Estos conflictos a los que nos referimos no tienen por qué ser siempre a guerras o zonas inseguras, sino también a cómo perciben a los visitantes en la región. Esto último puede ahorrarte más de un disgusto.

En segundo lugar, hazte siempre con una pequeña libreta donde apuntes los teléfonos de interés del lugar. Además de la dirección y teléfono del lugar donde te alojas, es importante que memorices números de emergencia como la policía, los bomberos, la ambulancia o el consulado. Lo más probable es que no tengas que utilizarlos jamás, pero en caso de emergencia esto puede ahorrarte unos minutos esenciales en caso de que pase cualquier cosa.

En tercer lugar, lleva siempre contigo tu documentación en un espacio seguro. Evita los bolsos u otros enseres que puedan robarte en un momento de distracción, y saca siempre una fotocopia de tus documentos para tener guardados en el hotel. Aunque no tengan validez legal, pueden valerte en algunas circunstancias para salir del atolladero. Además, es muy recomendable que no lleves todo tu dinero encima y menos aún junto. Una buena estrategia es esconder algo de emergencia fuera de tu cartera, en algún lugar que tu consideres seguro como un bolsillo interno o algo similar.

En cuarto lugar, nunca dejes nada de valor en los hoteles y menos aún lo lleves encima. A no ser que sea imprescindible, evita llevar objetos de valor que puedan atraer el interés de los pícaros del lugar. Esto es también aplicable a terminales telefónicos o tablets. Con esto no te estamos diciendo que vayas incomunicado, sino que tengas en cuenta tu destino, y sustituyas tu terminal habitual por otro más discreto o más barato en caso de ser necesario.

Cómo planificar una escapada romántica

Si quieres darle una sorpresa a tu pareja una buena idea es organizar una escapada romántica para poder pasar tiempo juntos y disfrutar de nuevas experiencias o manjares culinarios de ensueño. Hay muchas maneras de viajar y no todas requieren gastar mucho dinero, por eso es importante que planifiques y decidas cómo quieres enfocarlo. Vamos a hablar sobre un par de cosas importantes que debemnos tener en cuenta cuando pensamos cómo planificar una escapada romántica.

Lo primero que debes hacer es decidir las fechas del viaje. Es importante tener en cuenta la disponibilidad de tu pareja, sobre todo si es sorpresa. Elige un fin de semana o unos días que no sean especialmente señalados para así asegurarte que no existe ningún compromiso que debáis cumplir. Trata de ponerte en contacto con su familia y amigos, por si hay algo que desconozcas. Además, la mejor manera de evitar que surjan planes posteriormente a la reserva de la fecha, es que te inventes una tapadera con amigos o familiares como una comida o un cumpleaños.

Cuando decidas el destino es muy importante que tengas en cuenta el tipo de escapada que quieres planificar. Si te apetece una escapada romántica quizá no sea lo más indicado elegir un destino turístico y masificado, aunque ese destino sea elogiado como muy romántico. En cambio, si quieres escapar de los momentos demasiado íntimos, una ciudad te dará la libertad suficiente para hacer un poquito de todo.

cómo organizar una escapada romántica

Busca un alojamiento que se ajuste a tu planificación, tanto por cercanía como por comodidad, y realiza una reserva. Esto te quitará un enorme peso de encima. Incluso puedes ponerte en contacto con el hostal u hotel, para que tengan preparado algún detalle especial a tu llegada como un ramo de flores, unas fresas con cava, unos bombones, ¡o incluso todo a la vez!

Deberás pensar que llevar en tu equipaje. Para eso lo recomendable consultar con frecuencia el parte meteorológico, y adaptar la ropa a las actividades que vayáis a disfrutar. Un detalle recomendable es llevar contigo algunos elementos ambientales que permitan crear un ambiente íntimo como velas aromáticas, cremas para masajes o ropa especial. Esto te asegurará el éxito.

Diseña las actividades con mucho cuidado. Aunque no es fácil saber cómo planificar una escapada romántica, es conveniente tener en cuenta que a nadie le gusta hacer siempre lo mismo, por lo que hay que poner esfuerzos en hacer lago original porque es una pena que diseñemos un viaje romántico para darle una sorpresa a nuestra pareja y que al segundo día ya estemos aburridos. Tú eres quien conoce sus gustos, así que infórmate de las posibilidades y decide lo que mejor se adapte. Mi recomendación es que hagáis un poquito de todo, ha de haber momentos íntimos como momentos divertidos que recordar a vuestro regreso. Las actividades de aventura pueden añadir un plus de emoción al viaje y convertirlo en algo entrañable. Aunque recuerda, lo más importante es que estéis juntos y para esto, no es imprescindible hacer grandes cosas.

 

Conocer las ruinas de Petra, en Jordania

No puedo hablar de viajes sin nombrar en algún momento las increíbles ruinas de Petra en Jordania. Quizá sea este el viaje que más ilusión me haya producido hacer, no porque sea el lugar más bonito del planeta ni mucho menos, sino porque es un lugar que ha llamado mi atención desde que era niño y veía las ruinas de Petra como ambientación a algunas películas.

Quizá lo mejor para poder disfrutar de este lugar con calma sea pasar un par de días alojándonos en la ciudad de Wadi Musa. Esta ciudad situada a medio camino entre el mar muerto y las ruinas de Petra, es el refugio perfecto para pasar la noche y alimentarse sin pagar precios desorbitados. Recuerda, aún así, que en todos estos lugares centrados en el turismo debes vigilar muy bien que no te engañen o incluso que no te roben. No es un lugar inseguro, pero tampoco debes confiarte.

Desde Wadi Musa hasta Petra apenas tienes un paseo, enseguida te encuentras con el enorme y estrecho desfiladero que custodia las puertas de una ciudad jordana escondida. Cruzar este estrecho lugar y entrar en la ciudad será uno de los momentos más mágicos de tu viaje, pues además de tener la sensación de que entras en un lugar mágico, el clima que se crea entre todos los visitantes es de auténtica admiración.

La ciudad fue construida en el siglo VI a.C por los nabateos, con la intención de que el lugar estuviese protegido de todas las guerras y conflictos que asolaban la zona. Se trata por tanto, de una ciudad de paz, y esto se respira en el ambiente aún cuando continuamos viajando allí centenares de años más tarde.

ruinas de petra en jordania

No se sabe muy bien cuál es el motivo que anima a construir una ciudad como esta, pues sobre todo lo que nos encontramos son edificios majestuosos como templos y espacios para el ocio. Actualmente los investigadores consideran que esta ciudad escondida tras el siq, fue el lugar elegido por los nabateos para situar su lugar de descanso eterno. Un cementerio para un pueblo majestuoso y sóbrio que ha resistido las inclemencias del tiempo y del desierto gracias a estar tallado íntegramente en la roca viva. De lo que sí no tenemos ninguna duda es de que se trata de una construcción realizada para durar en el tiempo.

Petra es un yacimiento arqueológico para la historia.

 

 

Conocer Irlanda

Uno de los lugares más emblemáticos que visitar en Europa es Irlanda. Esta isla de apenas cuatro millones de habitantes, cuenta con una de las tradiciones culturales más antiguas de nuestro continente, el celtismo, y además posee unas raíces históricas muy interesantes. Si estás pensando en hacerte un viaje, no lo dudes y anímate, Irlanda nunca decepciona a nadie.

Con frecuencia puedes encontrar ofertas especiales en las páginas de internet de las aereolíneas de bajo coste. Otra de las opciones es que te desplaces en avión hasta reino unido o hasta la costa francesa y desde allí te compres un billete de ferry.

Para visitar Irlanda mi recomendación es que preparéis muy bien vuestra ruta. Es un país con una población verdaderamente dispersa y con núcleos urbanos industriales. Lo que yo os recomiendo es que una valoréis la opción de alquilar un coche allí y bordeéis toda la isla. Ahí es donde se encuentra la verdadera belleza de esta tierra, sus acantilados gigantes, el mar rompiendo en sus costas y un cielo siempre amenazante. No puede haber una escena más agreste. Entre nuestras recomendaciones, puedes visitar la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte, la península de Dingle, el condado de Cork o los acantilados de Sligo. Descuida, que no te van a faltar cosas para ver. Casi en cualquier esquina puedes encontrar rincones increíbles con un montón de historia.

conocer Irlanda

Irlanda es además muy conocida por la amabilidad de sus gentes. Se cuenta que esta es una tradición celta, quienes acostumbraban a dejar una luz en la puerta de los hogares para indicar que en aquel lugar nunca te faltará bebida y comida. Suelen ser tremendamente irónicos y bromistas con su propia tierra, hecho que seguramente provenga de pertenecer a una región que ha sufrido múltiples desgracias como varias guerras civiles durante su historia. Sin embargo, si pasas un tiempo con ellos verás que siempre se están riendo de todo y que su actitud es incluso un poco pasota.

Otro de los grandes tópicos de esta isla es su fama de fiestera. En todas las ciudades o pueblos encontrarás tabernas típicas irlandesas donde beberte una buena pinta de Guinness y comer algo típico del lugar. Se dice que Dublin es la ciudad donde nunca se duerme, y aunque efectivamente puede que sea la ciudad con más pubs por metro cuadrado, si decides visitarla y perderte entre sus fiestas con música en directo, acuérdate de que todo cierra a las 02:30. Todo sea salir antes.

Qué ver y qué hacer en San Sebastián

San Sebastián o Donostia es una ciudad con enorme encanto bañada por el Mar Cantábrico, ideal para pasear por el casco antiguo, recorrer su bahía o probar los célebres pintxos vascos. En este artículo te presentamos una serie de ideas para que sepas qué ver y qué hacer en San Sebastián.

La Catedral del Buen Pastor

La Catedral del Buen Pastor se encuentra ubicada en la plaza homónima, y fue construída en el año 1897 siguiendo un estilo neogótico. Cuenta con una planta de cruzr rectangular y tres naves. Destaca el órgano de la misma, uno de los más grandes del continente, así como la sillería de piedra arenisca traída de las canteras del monte Igueldo.

catedral san sebastian

El paseo Nuevo

El Paseo Nuevo bordea el Monte Urgull. Es perfecto para dar un paseo mientras contemplas la fuerza del mar y la belleza de la isla de Santa Klara.

SS08 SAN SEBASTIÁN, 19/01/09.- Una ola rompe contra el Paseo Nuevo de San Sebastián, donde hoy está previsto mar gruesa, con olas en torno a 5 metros. EFE/JAVIER ETXEZARRETA TELETIPOS_CORREO:%%%,%%%,TIEMPO,%%%

El Peine del Viento

Al final de la playa de Ondarreta, incrustadas en las rocas a escasos metros del mar se encuentran tres célebres esculturas del escultor Eduardo Chillida, que se han convertido ya en uno de los símbolos de la ciudad donostiarra.

peine del viento

La zona vieja

Al pie del monte Urgull se encuentra el casco histórico de la ciudad, y es una de las zonas más transitadas por los turistas. Está ubicada entre el puerto y la desembocadura del río Urumea que serpentea por Donosti. Si quieres probar los típicos pintxos vascos, lo mejor es que te pierdas entre sus calles y vayas probando de bar en bar.

zona vieja

Ayuntamiento de San Sebastián

Precioso edificio rodeado por los jardines de Alderdi Eder situado junto a la Bahía de la Concha, ideal para visitar durante la primavera.

ayuntamiento san sebastian

El Monte Urgull

Famoso monte situado al otro lado de la bahía, que nos ofrece una fabulosa perspectiva de la ciudad, y al que puede subirse andando desde el casco histórico. Una forma sencilla y rápida de disfrutar de la naturaleza vasca sin apenas salir de la ciudad.

monte urgull

El Monte Igueldo

Emblemático monte de la Bahía de la Concha al que puede subirse en funicular, y que ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad. En la cima se encuentra un parque de atracciones.

monte igueldo

El Aquarium

El Aquarium de San Sebastián es el acuario más antiguo de todo el país y es, con mucho, la atracción más concurrida de la ciudad. Reformado recientemente, en la actualidad es un edifico muy ecológico. Muy recomendable el túnel de cristal.

aquarium

El Museo de San Telmo

El museo más famoso de la ciudad, de carácter eminentemente etnográfico y vuelto a abrir en el año 2011, se encuentra al final del paseo Nuevo, recoge la evolución de la sociedad vasca; es digno de ver.

museo san telmo

Teatro Victoria Eugenia

Imponente teatro erigido en el año 1912 y conservado casi a la perfección. Merece la pena entrar en el edificio para observar la bóveda.

teatro victoria eugenia

Puente de María Cristina

Espectacular puente sobre el río Urumea muy próximo a la Catedral.

puente maria cristina

Palacio Miramar

Antaño era residencia de verano de la familia real española. En la actualidad se encuentra la Escuela Superior de Música y acoge grandes eventos de la capital donostiarra. Tiene unos jardines realmente espectaculares que bien valen una visita.

palacio miramar

Con todas estas pistas y sugerencias, estamos seguros que tu próxima visita a Donostia será todo un éxito. No olvides leer nuestro próximo artículo, que dedicaremos a una ciudad, esta vez andaluza, igualmente costera: Málaga.

Qué ver y qué hacer en Santander

Santander es una bonita ciudad costera, actual capital de Cantabria, que ofrece muchas cosas que ver y que hacer a sus visitantes, desde sus bonitos paseos, el casco histórico y sus edificios históricos hasta sus espectaculares playas. A continuación te presentamos una serie de cosas interesantes que hacer en tu viaje.

Paseo marítimo del Sardinero

El paseo del Sardinero es un paseo marítimo en plena ciudad realmente perfecto para conocer la ciudad y su mar. Al lado de la Playa del Sardinero se encuentra la península de la Magladena, que cuenta con un parque precioso y donde podemos visitar también el Palacio de la Magdalena, antaño residencia de verano de la realeza española. En la actualidad hay un zoo al que se puede entrar de forma gratuita y un casino en un edificio con casi un siglo de historia. Al final de este paseo encontrarás el bonito faro de la Isla de Mouro.

paseo sardinero

Paseo de Pereda

El Paseo de Pereda, Bien de Interés Cultural, es la calle más conocida de la ciudad. Es ideal para dar un paseo mientras contemplas la belleza de la bahía de la capital y la gran cantidad de edificios históricos que la rodean. Al lado de esta calle se encuentran también los bonitos Jardines de Pereda, en donde suelen montarse ferias y mercadillos.

paseo pereda

Faro de Cabo Mayor

El Faro de Cabo Mayor, también conocido como Faro de Bella Vista, que se encuentra en la entrada de la bahía, al noreste de la ciudad, es el mejor lugar de Santander para contemplar el atardecer, ya que se encuentra a 50 metros sobre el nivel del mar y nos ofrece unas vistas impresionantes sobre el horizonte.

faro de cabo mayor

Funicular de Río de la Pila

Subiendo las escaleras mecánicas que se encuentra en la calle Río de la Pila encontrarás una estación de funicular, inaugurada en el año 2008. Desde la estación superior se tienen unas vistas inmejorables sobre la ciudad, y si lo deseas puedes coger el funicular hasta Prado de San Roque de forma totalmente gratuita.

funicular rio pila

Pescado

Cantabria tiene una gran tradición gastronómica, y si hay algún tipo producto que destaque sobre el resto es el pescado, desde las anchoas y el bonit o de Santoña hasta el besugo de Castro Urdiales. Puedes probar estas delicias tanto yendo de tapeo como acudiendo a alguno de los múltiples restaurantes que ofrece la ciudad.

anchoa

Catedral y Plaza Porticada

La Plaza Pedro Velarde o Plaza Porticada es probablemente una de las más concurridas de la capital cántabra. A su lado se encuentra la Catedral de Santander, peculiar por tener dos plantas superpuestas, una inferior más antigua y una superior más reciente.

catedral santander

Museos

Entre los muchos museos de que dispone la ciudad, te aconsejamos visitar el Museo de Prehistoria y Arqueología, el Museo de Bellas Artes de Santander, que se encuentra junto al ayuntamiento y tiene cuadros de autores de la talla de Goya, y muy especialmente el Museo Marítimo del Cantábrico, con una amplísima colección y un acuario que nos permitirán conocer un poco mejor la vida en la mar, el duro trabajo de los pescadores cántabros y la evolución de las técnicas de pesca y navegación empleadas en la región.

museo maritimo del cantabrico

 

Con estas indicaciones, seguro que ya sabes algo mejor lo que ver y hacer en Santander. Nos vemos en la siguiente entrada del blog, que estará dedicada a otra gran joya del norte: San Sebastián.