Skip to main content

Las mejores capitales europeas para salir de fiesta

¿Estás pensando en hacer un viaje con tu pandilla de amigos? ¿Os apetece encontrar buen ambiente todas las noches de la semana? Pues aquí os dejamos nuestras recomendaciones con tres de las mejores capitales europeas para salir de fiesta.

 

No siempre coincide que las ciudades más grandes de cada país sean las que tienen más ambiente nocturno. Por ejemplo, en Alemania está Hamburgo, en Grecia está Mikonos, en Italia está Bolonia y en Reino Unido, Mánchester. No son las capitales oficiales pero sí habrá quien te diga que sí lo son en cuestión de fiesta. Sin embargo, habitualmente las conexiones de vuelos más baratas son a las ciudades más grandes de cada país y es común que las mejores ofertas sean entre capitales. Por eso nos vamos a centrar en tres capitales que sí tienen mucha marcha.

 

Ámsterdam, la ciudad más libre nunca duerme

 

Las mejores capitales europeas para salir de fiesta

 

La capital de Holanda es famosa por su fiesta, eso es así. Lo cierto es que este país se rige por unas leyes más permisivas en tres asuntos: las drogas, la prostitución y la okupación. Este contexto de mayor libertad hace de Ámsterdam una de las mejores capitales europeas para salir de fiesta. El ambiente de la ciudad, la juventud, las bicicletas, las grandes discotecas… ¡Todo invita a pasártelo en grande! Si te pasas por Ámsterdam, estas son las discotecas que no te puedes perder:

 

Sala Paradiso: esta sala ubicada en lo que un día fue una iglesia ofrece una rica programación de música en directo. Tiene conciertos a diario, ¡pero corre! A menudo se agotan las entradas.

Escape: una de las más famosas discotecas de Ámsterdam. Dj nacionales e internacionales, fiestas y eventos especiales.

Melkweg: ubicada en una antigua fábrica, el club Melkweg (vía láctea) tuvo un papel importante en el movimiento contracultural de los años 70. Desde entonces, no ha perdido popularidad y cuenta con dos salas, un teatro y un café.

 

Atrévete con Europa Central: de fiesta en Praga, ¡alucinarás!

 

 

Si te apetece visitar Europa Central, Praga es una de las ciudades más interesantes en cuanto a vida nocturna. Ofrece una gran cantidad de opciones interesantes, desde sus pintorescos bares hasta los emblemáticos cabarets. Hace un par de décadas, beber en Praga era baratísimo. Aunque ese ya no es el caso, la costumbre de viajar a la bella capital checa la hizo dueña de un ambiente nocturno maravilloso. ¡Es uno de los principales destinos fiesteros de continente! Además, las buenas conexiones aéreas te permitirán ir para salir un fin de semana y estar de vuelta el lunes. Un finde memorable en una de las mejores capitales europeas para salir de fiesta. Estos son sus puntos neurálgicos:

Karlovy Lazne: es uno de los locales más grandes de toda Europa Central. Y no es de extrañar, puesto que cuenta con cinco plantas de diferentes estilos musicales. Además, ¡está abierto todas las noches! En su interior se encuentra el Ice Bar, un bar hecho de hielo a una temperatura de -6ºC.

Duplex: esta es una de las discotecas más glamurosas de Praga hoy en día. Quizá su mayor atractivo sea su impresionante terraza. Como curiosidad te contamos que también puedes ir por el día, pues con el sol se transforma en un restaurante.

Roxy: si lo que quieres es mezclarte con los locales, Roxy es tu discoteca. Su público es mayoritariamente praguense y esto te abrirá las puertas a conocer sus costumbres nocturnas. ¡Sal de fiesta como un checo más!

 

El encanto Lisboa, una de las mejores capitales europeas para salir de fiesta

 

 

La capital portuguesa no es ni muy grande, ni muy pequeña. Ni muy fría, ni muy calurosa. No está muy cerca, ni muy lejos. Es sencillamente ideal para cualquier viajero, pero especialmente si eres joven y quieres salir de fiesta. Continúa siendo una de las capitales europeas más baratas. Y te sentirás como en casa, puesto que comparten con los españoles las buenas costumbres como las cañas, las terrazas y el ambiente en las plazas. Supongo que ya te habrás convencido de que Lisboa merece, sin duda, estar en nuestro top de las mejores capitales europeas para salir de fiesta. ¿Quieres conocer sus mejores discotecas?

 

Lux Frágil: tiene una ubicación privilegiada cerca del Tajo y ha estado de moda desde el día en el que abrió sus puertas por primera vez. A pesar de su supuesta exclusividad, los precios no son tan caros: cervezas por 3 euros y whiskys por 6. No está mal, ¿verdad?

Urban Beach: una discoteca lujosa que tiene un concepto muy original de bar de playa, con arena artificial en el suelo y con vistas al rio. ¡Bastante espectacular!

Park: es el tejado de un parking. Si, sí, has leído bien. El tejado de un aparcamiento transformado en un bar rabiosamente moderno que abre desde el mediodía hasta la madrugada. Tómate una copa con las vistas más alucinantes de la ciudad en este local en el que te sentirás como en un jardín.

Qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año

Eres un viajero sediento de aventura y de nuevas experiencias. Te resulta ya un poco aburrido pasear por grandes avenidas e incluso visitar majestuosos monumentos. Quieres algo más. Quizá hace tiempo que quieres ver auroras boreales, a lo mejor nunca te has planteado escalar un glaciar. ¿Es posible que nunca hayas visto un fiordo ni un geiser? Si todo esto te suena familiar, entonces no busques más: tú quieres visitar Islandia, ¡y es natural No te vas a creer todo lo que te vamos a contar sobre qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año.

 

 

Es un auténtico paraíso natural lleno de magia y su interés turístico crece cada año. No es de extrañar si tenemos en cuanta que su capital, Reikiavik, es la más apasionante del mundo para la revista National Geographic y que la guía Lonely Planet eligió este país como el séptimo mejor del mundo para visitar en esta temporada. ¿No te lo esperabas?

 

Pero, ¿en qué estación debería ir y cómo sabré qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año? ¡Vamos allá!

 

Guía para sorprenderte con qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año

 

Los mil y un colores del otoño

 

Empezaremos por el otoño porque es una estación algo castigada en nuestro imaginario colectivo, no solemos elegirla para viajar a pesar de que la gama de colores que se crea en estos meses es maravillosa. Punto número uno: como la gente no acostumbra viajar en otoño, es posible que sea la estación en la que el vuelo te salga más barato. Una vez el verano termina, Islandia cambia el paisaje a gran velocidad y sorprende al visitante con unos colores otoñales combinados con el manto blanco de la nieve. Durante esta estación, una luz mágina baña sus costas, cascadas y glaciares. Déjate enamorar por el color ocre, la vegetación que cambia de tono y los cielos coloridos. Es un momento rojo, marrón y amarillo en el que Islandia aparece llena de vida, la época preferida por los fotógrafos profesionales.

 

¿Te atreves a visitar Islandia en invierno?

 

¿Se puede viajar a Islandia en invierno? ¡Claro que sí! Hará frío, pero con la ropa adecuada es bastante soportable. Además, Islandia está situada en medio de la corriente del golfo, lo que hace que tenga unos inviernos relativamente cálidos o, por lo menos, mucho menos fríos de lo que te imaginas tan cerca del polo. Y desde luego es la estación en la que verás la Islandia más pura. Para empezar, debes saber que esta es la mejor época para disfrutar de las auroras boreales, uno de los atractivos que más impacta a los turistas.

 

Qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año

 

El frío te abrirá puertas exclusivas

 

Estamos analizando qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año y el invierno es muy particular allí. Si te atreves a viajar a Islandia en los meses más fríos, tendrás la oportunidad de visitar las cuevas de hielo natural en glaciares. Todos los inviernos, las cuevas se forman en el glaciar de Vatnajökull, el más grande de toda Europa, para luego desaparecer durante la temporada cálida. También podrás disfrutar como en ninguna otra época de las aguas termales, como las del famoso Lago Azul. ¿Te imaginas flotando en agua caliente mientras nieva a tu alrededor? Las opciones disponibles en Islandia solo durante el invierno te sorprenderán: trineos tirados por perros para atravesar la nieve, caminatas por glaciares o disfrutar de la maravillosa fiesta de fin de año de Reikiavik.

 

Naturaleza pura en primavera

 

Esta estación es la reina de la belleza en el mundo entero e Islandia no es diferente. Es la época en la que todo vuelve a la vida: las plantas renacen, las aves vuelven de su migración y la nieve se funde dejando a la vista los prados verdes e infinitos de este país. Y hablando de aves, Islandia es un país magnífico para los ornitólogos profesionales y aficionados, especialmente durante la primavera. Y también para aquellos a quienes os guste la pesca, puesto que es en esta estación cuando recomienza la pesca deportiva en los alucinantes lagos color azul islandeses. Por si fuera poco, durante los meses primaverales visitar las cataratas será una experiencia todavía más enriquecedora por el paisaje natural que estará vistiendo sus mejores galas.

 

 

¡En Islandia también hay verano!

 

Si te gustan las curiosidades geográficas, sabrás que los países tan nórdicos están llenos de ellas. Así es que los días de verano en Islandia son prácticamente infinitos; los cielos azules sobre tu cabeza aguantarán la mayor parte de las horas de día, dejando noches cortísimas durante los meses estivales. El verano también viste de colores potentes el país, marcadamente blanco, marrón y verde. No te olvides de lanzarte a la aventura de observar ballenas, puesto que les gusta más dejarse ver con este tiempo veraniego. Es en esta estación cuando te será más agradable pasear, las temperaturas se vuelven más agradables y las actividades deportivas posibles se multiplican: esquí sobre glaciares, alquiler de motos de nieve, buceo, pesca, senderismo, quads o fascinantes paseos en bicicleta por las montañas.

 

 

Qué ver y qué hacer en Moscú, una capital colosal

Moscú contaba en el 2012 con la escalofriante cifra de 11,92 millones de habitantes, información que nos da una primera aproximación a la idea de que la capital de Rusia es una urbe imponente. Un segundo dato: Rusia ocupa una superficie de 2.511 km². ¿Esto es mucho o poco?, no estamos muy habituados a pensar en kilómetros cuadrados. Pues bien, para que puedas imaginártelo diré que Madrid “solo” cuenta con 604,3 km², lo que hace que Moscú sea más de cuatro veces mayor. Para una ciudad de estas dimensiones, resulta complicado elaborar un plan sobre qué ver y qué hacer en Moscú sin quedarnos cortos.

 

Moscú, fascinante y curiosa

 

Y es que solo hace falta echarle un primer vistazo a la Plaza Roja, al Kremlin o al mapa del metro para asustarnos un poco ante el tamaño de esta capital tan moderna como tradicional, en la que podemos observar diferentes contrastes. Pero también es cierto que Rusia, y en concreto su capital, cada vez se abren más al turismo y reciben un mayor número de visitantes intrigados por lo fascinante de su arquitectura y de su colorido. Échale un ojo a este vídeo de 10 curiosidades del canal Criticalandia sobre la capital antes de bucear en la lectura de sus monumentos más famosos si quieres adentrarte en los secretos sobre qué ver y qué hacer en Moscú.

 

Lo imprescindible sobre qué ver y qué hacer en Moscú

1. La Plaza Roja

 

Es la insignia y distintivo de Moscú y hasta se podría decir que de Rusia. Como al pensar en América se nos viene a la cabeza la Estatua de la Libertad o para Francia la Torre Eiffel, el punto neurálgico y romántico de Rusia probablemente sea esta plaza. Alrededor de la Plaza Roja, además, se encuentran algunos de las otras construcciones imperdibles de la ciudad, como el Kremlin el Gum o la Catedral de Cristo el Salvador.

 

Qué ver y qué hacer en Moscú

 

2. El Kremlin

 

Detrás de esta fortaleza grandiosa conocida por sus muros de ladrillo rojo de 18 metros se encuentran algunos de los objetos históricos más destacados de la ciudad. El Kremlin cuenta con cuatro catedrales (que se dice pronto), un museo militar, otro museo más dedicado a los diamantes y la Gran Torre del Campanario de Iván el Grande. Realmente podrías llenar un día entero de tu visita a Moscú con esta visita si te propones conocer a fondo todo lo que ofrece, contando los edificios del poder político ruso, la residencia del presidente y el moderno edificio del Senado.

 

3. La Catedral de San Basilio

 

Sin alejarnos mucho del Kremlin, podemos ver alzarse las características cúpulas de la Catedral de San Basilio, postal inconfundible de Moscú por sus colores vivos y su arquitectura que se aleja un poco más de los clásicos edificios de Europa occidental. Es un templo ortodoxo convertido en museo, sin duda el foco de muchas miradas ya desde que se entra a la Plaza Roja, además de ser el edificio más fotografiado de la ciudad.

 

Catedral de San Basilio

 

4. La calle Arbat

 

Esta calle peatonal, la más famosa de Moscú, alberga un montón de vida y de artistas callejeros. En esta calle se respira un aire bohemio muy acogedor está animada a cualquier hora del día. No se encuentra lejos de la Plaza Roja y por tanto está en pleno centro, por lo que tarde o temprano darás con ella aunque no esté en tus planes.

 

5. El metro de Moscú

 

Como ya hemos comentado, es gigante. Cada estación tiene su propio estilo y entre las favoritas de la mayoría están las estaciones de Komsomolskaya y Slavyansky Bulvar. El metro es el medio de transporte idóneo para moverse por la ciudad a pesar de que todos los carteles te los encontrarás escritos en cirílico. Con más de 200 estaciones diferentes, el metro de Moscú es espectacular por sus detalles artísticos, así como por su arquitectura en general. Es mucho más que un medio de transporte, es una visita obligatoria entre las curiosidades que hay que ver y hacer en Moscú.

 

Metro de Moscú

 

6. El Museo de la Cosmonáutica

 

En Moscú hay mucha cultura, mucho arte y multitud de museos para visitar. Pero queremos recomendarte este en concreto por su gran interés y originalidad. Es natural sentir un interés genuino por el espacio exterior y por su conquista porque hablamos de un lugar, de un ambiente, completamente inaccesible para la mayoría de los humanos. Este museo nos cuenta el poder y la historia de Rusia en la nueva era especial. Satélites, trajes espaciales, cápsulas y cualquier objeto venido del espacio tiene cabida en este Museo de la Cosmonáutica.

La ciudad está llena de misterio y belleza, y es tan apasionante como inabarcable. Si estás planeando un viaje a esta capital, que tiene 5 aeropuertos y 9 estaciones de tren, no te angusties con listas sobre qué ver y qué hacer en Moscú porque probablemente tendrías que quedarte a vivir por allí un par de años (mínimo) antes de estar seguro de que la conoces realmente.

Las mejores fiestas de Ibiza, ¡no te pierdas ni una!

Si es la primera vez que vas a visitar la isla y no tienes a un anfitrión que te guíe por su noche, es posible que al lanzarte a la fiesta te sientas abrumado, sobrepasado y te superen las circunstancias. Puede parece una exageración, pero has de saber que las opciones festivas de Ibiza son muy, pero que muy numerosas, y no siempre es fácil encontrar el ambiente que has ido buscando.

Para empezar, deberías saber un poco sobre la ciudad, siempre es bonito mostrar interés por la población que te acogerá. Además, tener un poco de información sobre Ibiza te ayudará a entender mejor el fenómeno que la rodea. Antes de hablar de las mejores fiestas de Ibiza, ¿sabes que “hay dos Ibizas”?

 

Las mejores fiestas de Ibiza

 

Un poquito de contexto: las dos Ibizas

 

Una Ibiza es la segunda isla en términos de población de la comunidad autónoma Islas Baleares, cuenta con una extensión de 572 km² y una población de casi 150.000 habitantes. Su capital (la otra Ibiza) es un municipio homónimo cuya actividad económica se centra eminentemente en el sector servicios, el turismo y el pequeño comercio. Ocupa 11,14 km² y su población ronda los 50.000 habitantes. ¿Te haces una idea de sus dimensiones?

 

Una isla con mucho que ofrecer

 

Sí, es cierto que a veces al pensar en Ibiza se nos viene a la cabeza al resto de la Península (y a parte del extranjero) la imagen de grandes discotecas y monumentales fiestas. Pero antes de nada hay que mencionar que la ilsa también goza de gran fama por la belleza de sus calas y playas, además de por la gran calidad de sus aguas. Así es que su costa espectacular y su clima la convierten en todo un paraíso, también de día y bajo la luz del sol, la cual brilla a menudo. Aunque lo tuyo no sea la fiesta o tengas miedo de cansarte, Ibiza tiene muchísimo encanto natural que ofrecer para unas vacaciones celestiales de tranquilidad y descanso.

 

Relax en Ibiza

 

 

Vale, aclarado pero, ¿cuáles son las mejores fiestas de Ibiza?

 

Vayamos al meollo. Ibiza también es mundialmente famosa por la fiesta más alocada y sin descanso, con eventos discotequeros que van de lunes a domingo. Es cierto que esta ciudad se ha sabido experimentar en el ocio nocturno, ofreciendo juergas muy animadas e incluso especializadas. Hablemos de cuáles son las mejores fiestas de Ibiza si lo tuyo es la música electrónica.

 

Dance, house y la electrónica más loca

 

En la mítica discoteca Pachá se celebra la fiesta dance por excelencia, que lleva por título “F*** me, I’m famous”. Si eres fan de David Guetta, esta es tu movida. Pero si lo tuyo es el house, entonces deberías pasarte por la discoteca Amnesia y su fiesta Cocoon, llena de gente y espectáculos. En el caso de que estés sediento de espectáculo puro y duro, locura en forma de efectos especiales y decoraciones, déjate caer por la Supermartxe, que lo está petando en la discoteca Privilege.

Si quieres irte haciendo a la idea, ahí va un vídeo del canal oficial de la fiesta F*** me, I’m famous. Échale un vistazo al fiestón del año 2014:

 

 

 

¿Y si lo mío no es la electrónica?

 

No todas las mejores fiestas de Ibiza giran en tortno al dance, house o tecno. Hay un clásico de cada verano que no te puedes perder, porque es una experiencia de esas que les podrás contar a tus nietos algún día. Es la Fiesta de la espuma que se celebra en la discoteca Amnesia, un auténtico desfase de diversión. Si tu música es el rock y tienes ganas de pasártelo pipa, ni te lo pienses: esta es tu fiesta. Entre los cañones de espuma y los temazos clásicos, el ambiente se convierte en una celebración de la vida por todo lo alto.

 

¡Más fiestas para los amantes de la música!

 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en Ibiza, en verano, el calor aprieta. Para combatirlo está la Fiesta del agua en la Es Paradís, una juerga pasada por agua en la que no tendrás ni un segundo para aburrirte. La discoteca Pachá también celebra una fiesta temática básica de la noche ibicenca: Flower Power. Como te habrás imaginado por el nombre, esta celebración está basada en los años 60 y 70, con la gente disfrazada de época y los mejores clásicos de la música rock’n roll.

 

concierto Ibiza

Qué ver en Ámsterdam para entender su esencia

Viajar es bueno para el alma y para la mente. Las experiencias que se adquieren al visitar un lugar diferente o sumergirse en una cultura nueva son una de las formas más completas de crecer como persona, de expandir horizontes e incluso de madurar. Es difícil dar con gente a la que no le guste viajar, aunque existan, porque hay tantas formas diferentes de hacerlo que es posible que solo haya que dar con la que más convenga a cada cual. Puedes ir a Tokio o a una casa rural perdida en la montaña, puedes pasarte un mes tumbado en una playa paradisíaca o recorriendo cada pueblo de Camboya. Puedes ir en tren, en avión, en barco, en bicicleta. Si estás pensando en ir a Holanda, acompáñame en este recorrido para saber qué ver en Ámsterdam si realmente quieres hacerte con su esencia.

 

Holanda, el país que lo tiene todo

 

En lo que estaremos todos de acuerdo es en que Holanda es una opción a tener en cuenta si planeas un viaje. Es un país fantástico plagado de belleza natural y su capital es uno de los destinos preferidos por los europeos para hacer una escapada. Ámsterdam, la ciudad de las bicicletas, los canales y los tulipanes, de la libertad y la fiesta, de la cultura y el arte, todo junto y bien mezclado para formar el cóctel de la ciudad perfecta. Reúne tantos mundos dispares que es difícil (si no imposible) hacer una lista sobre qué ver en Ámsterdam sin dejarnos en el tintero experiencias alocadas y paisajes imponentes. Pero vamos a intentarlo.

Para ir abriendo apetito, aquí os dejamos un vídeo de Expedia con una breve guía turística de la ciudad.

 

 

Un recorrido intenso por la capital holandesa

 

Ámsterdam es famosa principalmente por tres circunstancias que moldean la ciudad: los canales, que cruzan toda la capital y son Patrimonio Mundial de la UNESCO, el Barrio Rojo, centro del libertinaje por las mujeres que ofrecen sus servicios desde escaparates, y los coffe shops, que son locales en los que están legalizadas la venta y el consumo de marihuana. Pero está claro que esto no es todo, ni mucho menos, Ámsterdam tiene más que ofrecer al viajero. Cuando aterrizas en la ciudad, una de las primeras cosas que llaman la atención son las bicicletas, que están por todas partes, amontonadas, cientos y miles de ellas por todas las esquinas.

Toda esta capital europea está recorrida por carriles bici, muy bien señalizados y tratados, y los habitantes se toman muy en serio su medio de transporte predilecto. No dudes en alquilar una bicicleta para recorrer cómodamente los barrios, pero sé cuidadoso y señaliza bien tus acciones “al volante”.

 

Qué ver en Ámsterdam

 

¿Qué ver en Ámsterdam si no quiero perderme lo esencial?

 

Al pensar qué ver en Ámsterdam, un estupendo punto de partida sería la plaza más famosa, la Plaza Damm, en la que se encuentran el Palacio Real, el obelisco dedicado a los caídos en la Segunda Guerra Mundial, el Museo de Madame Tussaud y la Iglesia Nueva o Nieuwekerk. Es una plaza enorme y abierta, a menudo poblada por pintores y otros artistas callejeros. Y hablando de artistas callejeros, no puedes perderte Leidseplein, la zona más animada y con mejor ambiente. Siguiendo con áreas de gran interés, en Museumplein se encuentran algunos de los museos más importantes de Ámsterdam: el Rijkmuseum, que es el mayor museo de Holanda con una importante colección de pintura, el Museo de Van Gogh, el Museo del Diamante y el Stedelijk Museum.

 

La historia que corre por las venas de la ciudad

 

Después de los museos llega la historia. La iglesia Oude Kerk fue construida en 1302 y tanto la iglesia como el edificio en sí son los más antiguos de Ámsterdam. Es en esta ciudad también se puede visitar la conocida casa de Ana Frank, la niña judía que vivió escondida aquí con su familia durante la Segunda Guerra Mundial. Las casas flotantes se ubican en los canales de Ámsterdam y actualmente hay más de 2500 viviendas de estas características. Begijnhof es un conjunto de casas construido para alojar a las hermanas beguinas y en este pequeño patio se encuentra la casa más antigua de Ámsterdam y una preciosa iglesia clandestina.

 

Típico barrio en Ámsterdam

 

Ámsterdam para los más curiosos

Si eres un auténtico fan de las curiosidades, analicemos qué ver en Ámsterdam para quedarte boquiabierto. Un punto neurálgico y visualmente interesante es el Mercado de las Flores. En funcionamiento desde el año 1862, el Mercado de las Flores no es sólo un atractivo turístico, sino también el lugar preferido por los locales para comprar flores y plantas. Y si de plantas va la cosa, tenemos que hablar de Vondelpark, un parque con más de 10 millones de visitantes cada año. Es el parque más conocido de Ámsterdam y de toda Holanda, así como un lugar ideal para dar un largo paseo y relajarse en medio de la gran ciudad. Una curiosidad divertida es la casa más estrecha, en la calle Singel, número 7. Es tan ancha como su puerta de entrada.