Skip to main content

Conocer las ruinas de Petra, en Jordania

No puedo hablar de viajes sin nombrar en algún momento las increíbles ruinas de Petra en Jordania. Quizá sea este el viaje que más ilusión me haya producido hacer, no porque sea el lugar más bonito del planeta ni mucho menos, sino porque es un lugar que ha llamado mi atención desde que era niño y veía las ruinas de Petra como ambientación a algunas películas.

Quizá lo mejor para poder disfrutar de este lugar con calma sea pasar un par de días alojándonos en la ciudad de Wadi Musa. Esta ciudad situada a medio camino entre el mar muerto y las ruinas de Petra, es el refugio perfecto para pasar la noche y alimentarse sin pagar precios desorbitados. Recuerda, aún así, que en todos estos lugares centrados en el turismo debes vigilar muy bien que no te engañen o incluso que no te roben. No es un lugar inseguro, pero tampoco debes confiarte.

Desde Wadi Musa hasta Petra apenas tienes un paseo, enseguida te encuentras con el enorme y estrecho desfiladero que custodia las puertas de una ciudad jordana escondida. Cruzar este estrecho lugar y entrar en la ciudad será uno de los momentos más mágicos de tu viaje, pues además de tener la sensación de que entras en un lugar mágico, el clima que se crea entre todos los visitantes es de auténtica admiración.

La ciudad fue construida en el siglo VI a.C por los nabateos, con la intención de que el lugar estuviese protegido de todas las guerras y conflictos que asolaban la zona. Se trata por tanto, de una ciudad de paz, y esto se respira en el ambiente aún cuando continuamos viajando allí centenares de años más tarde.

ruinas de petra en jordania

No se sabe muy bien cuál es el motivo que anima a construir una ciudad como esta, pues sobre todo lo que nos encontramos son edificios majestuosos como templos y espacios para el ocio. Actualmente los investigadores consideran que esta ciudad escondida tras el siq, fue el lugar elegido por los nabateos para situar su lugar de descanso eterno. Un cementerio para un pueblo majestuoso y sóbrio que ha resistido las inclemencias del tiempo y del desierto gracias a estar tallado íntegramente en la roca viva. De lo que sí no tenemos ninguna duda es de que se trata de una construcción realizada para durar en el tiempo.

Petra es un yacimiento arqueológico para la historia.