Skip to main content

Qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año

Eres un viajero sediento de aventura y de nuevas experiencias. Te resulta ya un poco aburrido pasear por grandes avenidas e incluso visitar majestuosos monumentos. Quieres algo más. Quizá hace tiempo que quieres ver auroras boreales, a lo mejor nunca te has planteado escalar un glaciar. ¿Es posible que nunca hayas visto un fiordo ni un geiser? Si todo esto te suena familiar, entonces no busques más: tú quieres visitar Islandia, ¡y es natural No te vas a creer todo lo que te vamos a contar sobre qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año.

 

 

Es un auténtico paraíso natural lleno de magia y su interés turístico crece cada año. No es de extrañar si tenemos en cuanta que su capital, Reikiavik, es la más apasionante del mundo para la revista National Geographic y que la guía Lonely Planet eligió este país como el séptimo mejor del mundo para visitar en esta temporada. ¿No te lo esperabas?

 

Pero, ¿en qué estación debería ir y cómo sabré qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año? ¡Vamos allá!

 

Guía para sorprenderte con qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año

 

Los mil y un colores del otoño

 

Empezaremos por el otoño porque es una estación algo castigada en nuestro imaginario colectivo, no solemos elegirla para viajar a pesar de que la gama de colores que se crea en estos meses es maravillosa. Punto número uno: como la gente no acostumbra viajar en otoño, es posible que sea la estación en la que el vuelo te salga más barato. Una vez el verano termina, Islandia cambia el paisaje a gran velocidad y sorprende al visitante con unos colores otoñales combinados con el manto blanco de la nieve. Durante esta estación, una luz mágina baña sus costas, cascadas y glaciares. Déjate enamorar por el color ocre, la vegetación que cambia de tono y los cielos coloridos. Es un momento rojo, marrón y amarillo en el que Islandia aparece llena de vida, la época preferida por los fotógrafos profesionales.

 

¿Te atreves a visitar Islandia en invierno?

 

¿Se puede viajar a Islandia en invierno? ¡Claro que sí! Hará frío, pero con la ropa adecuada es bastante soportable. Además, Islandia está situada en medio de la corriente del golfo, lo que hace que tenga unos inviernos relativamente cálidos o, por lo menos, mucho menos fríos de lo que te imaginas tan cerca del polo. Y desde luego es la estación en la que verás la Islandia más pura. Para empezar, debes saber que esta es la mejor época para disfrutar de las auroras boreales, uno de los atractivos que más impacta a los turistas.

 

Qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año

 

El frío te abrirá puertas exclusivas

 

Estamos analizando qué ver en Islandia en las diferentes épocas del año y el invierno es muy particular allí. Si te atreves a viajar a Islandia en los meses más fríos, tendrás la oportunidad de visitar las cuevas de hielo natural en glaciares. Todos los inviernos, las cuevas se forman en el glaciar de Vatnajökull, el más grande de toda Europa, para luego desaparecer durante la temporada cálida. También podrás disfrutar como en ninguna otra época de las aguas termales, como las del famoso Lago Azul. ¿Te imaginas flotando en agua caliente mientras nieva a tu alrededor? Las opciones disponibles en Islandia solo durante el invierno te sorprenderán: trineos tirados por perros para atravesar la nieve, caminatas por glaciares o disfrutar de la maravillosa fiesta de fin de año de Reikiavik.

 

Naturaleza pura en primavera

 

Esta estación es la reina de la belleza en el mundo entero e Islandia no es diferente. Es la época en la que todo vuelve a la vida: las plantas renacen, las aves vuelven de su migración y la nieve se funde dejando a la vista los prados verdes e infinitos de este país. Y hablando de aves, Islandia es un país magnífico para los ornitólogos profesionales y aficionados, especialmente durante la primavera. Y también para aquellos a quienes os guste la pesca, puesto que es en esta estación cuando recomienza la pesca deportiva en los alucinantes lagos color azul islandeses. Por si fuera poco, durante los meses primaverales visitar las cataratas será una experiencia todavía más enriquecedora por el paisaje natural que estará vistiendo sus mejores galas.

 

 

¡En Islandia también hay verano!

 

Si te gustan las curiosidades geográficas, sabrás que los países tan nórdicos están llenos de ellas. Así es que los días de verano en Islandia son prácticamente infinitos; los cielos azules sobre tu cabeza aguantarán la mayor parte de las horas de día, dejando noches cortísimas durante los meses estivales. El verano también viste de colores potentes el país, marcadamente blanco, marrón y verde. No te olvides de lanzarte a la aventura de observar ballenas, puesto que les gusta más dejarse ver con este tiempo veraniego. Es en esta estación cuando te será más agradable pasear, las temperaturas se vuelven más agradables y las actividades deportivas posibles se multiplican: esquí sobre glaciares, alquiler de motos de nieve, buceo, pesca, senderismo, quads o fascinantes paseos en bicicleta por las montañas.